Bóveda: "Si alguien tiene que respetar al rival somos nosotros"

|

Eneko Bóveda, defensa del Deportivo, abogó por afrontar el partido con el filial del Celta de Vigo desde el respeto porque el segundo equipo del máximo rival del conjunto coruñés "ha sido superior" en lo que va de temporada y los dos están compitiendo en la misma categoría.

"Lo emocional debe quedar en segundo plano. Somos jugadores de la Liga que somos, ese equipo ha sido superior a nosotros hasta ahora y si alguien tiene que respetar al rival somos nosotros", reconoció en una rueda de prensa telemática.

Bóveda, quien recordó que jugó con anterioridad en su carrera en el campo de Barreiro, añoró el derbi con el primer equipo del Celta y se acordó de los aficionados.

"Lo más duro será para los aficionados por ese pique que es interesante que sea lo más sano posible y que sea más de igual a igual, con los dos primeros equipos en liza, pero esto es lo que toca, no estamos para elegir partidos", declaró.

En la primera vuelta, el Celta B le infligió la primera derrota de la temporada al Deportivo y, además, en el Estadio Abanca-Riazor, un traspié que inició el declive del equipo coruñés.

"Ni siquiera la opción de perder un partido se contemplaba y esa derrota con el Celta B salió incluso en medios nacionales y nos acabó haciendo daño. Curiosamente, se produjo en un partido en que la primera parte fue de lo mejorcito que hemos hecho este año", analizó.

A falta de dos jornadas para el final de la primera fase, las opciones del Deportivo de acabar entre los tres primeros clasificados del subgrupo 1A de Segunda B, que son los que optan al ascenso en la siguiente etapa del curso, son remotas, aunque se mantienen gracias a la victoria del pasado fin de semana ante el Pontevedra.

"Fue una grandísima alegría, pero un mini alivio. Estamos con muchas ganas del siguiente partido, de consolidar ciertas cosas que se hicieron bien y se van buscando, pero alivio, poco", confesó.

En el subgrupo del Deportivo, el Racing de Ferrol tiene aplazados dos partidos por Coronavirus y eso amenaza con que la última jornada no se dispute en horario unificado, algo que valoró Bóveda en su comparecencia.

Al lateral, uno de los capitanes, le recordó a la temporada pasada, cuando el conjunto coruñés descendió a Segunda B sin poder competir al mismo tiempo que el resto de equipos en la última fecha del campeonato por los positivos del Fuenlabrada, su rival aquel día.

"Es una especie de déjà vu con lo del año pasado. Son situaciones difíciles de gestionar, hay que aceptarlo, pero nos gustaría que por lo menos la última jornada fuera unificada, porque se sabe que en esa última jornada, sea unificada o no, va a haber perdedores, pero no queremos que otra vez esa situación de no poder jugar todos a la vez nos vaya a perjudicar", consideró. 

Bóveda: "Si alguien tiene que respetar al rival somos nosotros"