El último en dejar el barco

Álex Bergantiños conduce el balón durante la contienda del pasado domingo en Riazor frente al Pontevedra | quintana
|

En una temporada de profunda reconstrucción como la presente en Segunda B, el RC Deportivo vuelve a encomendarse al corazón de su capitán, Álex Bergantiños, que en la recta final de temporada parece haber recuperado galones para su nuevo entrenador, Rubén de la Barrera.


El míster coruñés decidió prescindir de sus servicios desde la hecatombe ante el Compostela en la jornada 11 (0-2), recuperando la titularidad en una cita a cara de perro como la del pasado domingo frente al Pontevedra, donde solo valía ganar.


Versátil

Con el Depor jugó en casi todas las posiciones, hasta de portero en la campaña 12-13


Polivalente por antonomasia —jugó incluso de portero en la temporada 12-13 frente al Levante tras la expulsión de Aranzubia—, el futbolista de la Sagrada Familia es un consumado experto en responder en momentos cruciales.


Sin tener que remontarse a más lejos, la pasada campaña 19-20 se erigió en uno de los líderes de la zaga del equipo en una segunda vuelta en la que el Deportivo acarició la salvación.


La infausta lesión experimentada en la jornada 28 por Michele Somma hizo que su posición fuese retrasada al eje de la zaga, donde habían quedado al desnudo centrales específicos como Lampropoulos o Montero.


Valladar

Fue añorado en la final del playoff en Son Moix; en la 19-20 cumplió como central


Un año antes, en el ejercicio 18-19, su participación fue capital para guiar al equipo hasta los playoff de ascenso; solo una desgraciada lesión en la cara —Pedraza le abrió el labio en la ida de la final con los tacos de su bota— apartó al de la Sagrada Familia de un envite crucial como el de Son Moix, en donde el colectivo añoró y de qué forma su capacidad de contención en la medular.


Para su desgracia personal no todos los entrenadores a lo largo de su carrera han valorado su constancia y tesón; en efecto, en el curso 17-18 la secretaría técnica blanquiazul decidió cederlo al Sporting de Gijón, en donde rubricó una temporada más que notable, mientras que el propio Deportivo acabaría arrastrándose en Primera con un plantel confeccionado para no pasar apuros, con pivotes como Guilherme, Borges, Fede Valverde, Mosquera o Muntari.


Después de haber pasado bastante desapercibido para Gaizka Garitano en el ejercicio 16-17, su regreso al primer plano en las últimas ocho jornadas permitió a los blanquiazules conseguir una salvación ajustada que les permitiría seguir un año más en la élite.


A sus 35 años y con más de 400 partidos a sus espaldas como profesional, ‘Bergan’ está llamado a desempeñar un rol de protagonista en el final de la presente Liga, donde ya ha convencido a su nuevo míster y al público de Riazor, que lo ovacionó el domingo. 


Hoy el equipo regresa al tajo (11.00)

Derik Osede se recupera en su domicilio de la intervención en el tendón de Aquiles

El central deportivista Derik Osede, intervenido quirúrgicamente tras la rotura del tendón de Aquiles sufrida el pasado domingo en Riazor frente al Pontevedra, ya se encuentra en su domicilio recuperándose.

El RC Deportivo informó de que el defensa recibió el alta hospitalaria el lunes por la tarde en el Hospital Quirón Salud de A Coruña.


El jugador se mantendrá en reposo en casa hasta que se encuentre en condiciones para reincorporarse a la actividad con un plan personalizado en Abegondo; en cualquier caso, ha dado por finalizada su temporada deportiva.


En cuanto a la planificación de entrenamientos semanal, el RC Deportivo tiene previsto regresar esta mañana (11.00 horas en Abegondo) a la actividad después de la jornada de descanso concedida a su plantilla por el entrenador Rubén de la Barrera.


Mañana por la mañana el equipo se trasladará al estadio de Riazor para desarrollar una sesión a puerta cerrada, mientras que el viernes y el sábado el plantel deportivista se ejercitará de nuevo en su ciudad deportiva a las 11.00 horas.

El último en dejar el barco