Peleteiro dedica la plata a las mujeres luchadoras

La triplista de Ribeira atiende a la prensa a su llegada a Madrid | Rodrigo Jiménez/EFE
|

Ana Peleteiro, subcampeona de Europa de triple salto en Torun (Polonia), dedicó la medalla de plata obtenida el domingo “a todas esas mujeres que luchan cada día por ocupar el lugar que se merecen”, en “el día de la mujer valiente, luchadora, guerrera”.


“Os juro que aún sigo intentando creerme lo que pasó. Por primera vez en mi vida me he demostrado a mí misma que incluso cuando todo parece imposible, si lo intentas, lo puedes lograr. Una plata que me hace soñar y que no me puede hacer más feliz”, escribió la gallega en las redes sociales.

Peleteiro asegura que “no hay mayor satisfacción para un deportista que ver a su entrenador orgulloso y el domingo Iván (Pedroso) lo estaba”.


“Casualmente”, añadió, “todo esto coincide con el #8M el día de la mujer. La mujer valiente, luchadora, guerrera... El día de todas nosotras y por esta misma razón me encantaría dedicarle esta medalla (además de a mi familia y a toda España) a todas esas mujeres que luchan cada día por ocupar el lugar que se merecen”.


“Ahora y más que nunca... Road to Tokyo!”, concluyó la plusmarquista española.


Con molestias

Peleteiro reconoció después de aterrizar en Madrid, que durante toda la competición sufrió “mucho”. Además de “una molestia en el isquio”, sintió estrés por acudir a estos Europeos como “campeona”.

“No quería marcharme sin un puesto en el podio. Con el último salto sentí un choque de emociones: alegría, alivio y rabia, por quedarme a un centímetro (del oro)”, comentó.


La triplista de Ribeira confesó, sin embargo, que la medalla de plata “es una alegría absoluta” y está “supercontenta”.


“Saqué ese gen competitivo que yo misma desconocía que tenía y que ha sido el reflejo de convivir cinco años con Iván (Pedroso, su entrenador), que era un crack ganando campeonatos en el último salto. Por lo tanto, me acordé de él, de todo el trabajo que llevamos haciendo durante tanto tiempo, del esfuerzo y las ganas”, indicó.


Peleteiro confesó que a llegó a Torun “con muchísimas inseguridades, porque la temporada en pista cubierta no fue la mejor de siempre”.


“Llegué con mis dudas. He tenido que pensar en positivo porque sabía que tenía un buen salto y al final salió”, celebró. 

Peleteiro dedica la plata a las mujeres luchadoras