Solo dos de 6.300 alumnos de la UDC dieron positivo en el cribado

Una sanitaria almacenando una muestra tomada en un cribado | patricia g. fraga
|

El pasado lunes daba comienzo un cribado masivo entre los estudiantes de la Universidad de A Coruña (UDC) que concluyó con solo dos positivos entre los más de 6.300 participantes.


El cribado duró tres días y al mismo estaban convocados un total de 12.649 alumnos universitarios. A la cita acudieron, por tanto, poco más de la mitad, el 50,21% (6.347), una cifra consistente con otros cribados y que preocupa a las autoridades sanitarias porque revela falta de colaboración por parte de la población. El lado positivo es que, de todos los test que se realizaron, tan solo dos, el 0,03%, arrojaron un resultado positivo por coronavirus.


Mientras tanto, la actividad de detección continuaba en la jornada de ayer, ya que el Sergas extendió estos cribados masivos a la localidad de Arteixo, donde ya se había realizado otro este mismo año.


Los vecinos arteixáns entre los 18 y los 65 años están convocados desde ayer, y hasta el próximo día 10, a pasar por el palacio de los deportes del municipio para someterse a un test de antígenos. Por lo tanto, se citará, mediante mensaje SMS, a unas 23.500 personas, que tendrán que acudir al recinto deportivo entre las 10.00 y las 14.00 horas o entre las 16.00 y las 21.00 horas. La actividad de detección también se está desarrollando en Miño, donde el pasado miércoles dio comienzo otro cribado, que se extenderá hasta mañana y al que están citados 2.796 vecinos en el tramo entre los 18 y los 65 años.


Comienzan a vacunar al SAF

Por su parte, Trinidad Palacios de la plataforma SAF Galicia, señaló que el miércoles habían comenzado a vacunar a las 300 mujeres del Servicio de Atención ao Fogar (SAF) que facilita la Xunta a través el Ayuntamiento y que este gestiona a través de una concesionaria. Palacios explicó que su colectivo había protestado por no haber sido incluido en un primer momento entre las profesiones a vacunar, a pesar de que trabajo requiere su estrecho contacto con usuarios de la Tercera Edad, a los que ayudan a desempeñar tareas cotidianas.


Palacios espera que en un par de días, todas sus compañeras hayan recibido la primera dosis de esta tan necesaria vacuna. No hay que olvidar que esta misma semana, en un acto convocado por la concejala del BNG Avia Veira, Palacios había denunciado las precarias condiciones en las que trabaja su colectivo: no solo a nivel salarial, sino también en lo que se refiere a las medidas de protección contra el coronavirus, con escasez de mascarillas, algunas de ellas de tela. “Por iso pedimos control, porque esta é unha sociedade cada vez mais envellecida”. 

Solo dos de 6.300 alumnos de la UDC dieron positivo en el cribado