Recuperar el terreno perdido en la lucha contra el botellón

|

El Ayuntamiento coruñés parece dispuesto a acabar con el botellón en los jardines de Méndez Núñez. Desde luego, no es imposible acabar con estas concentraciones de jóvenes ávidos de alcohol, al fin y al cabo, en Santiago, donde la concentración de jóvenes es la más elevada de Galicia, lo han conseguido. Allí recurrieron a las multas y la presencia policial. En A Coruña, los responsables de María Pita van por la misma dirección. Sin embargo, en el caso de la ciudad herculina tienen mucho terreno que recuperar. En los dos últimos años descendió el número de multas a menores por consumir alcohol en el botellón un 90%. Es decir, pasaron de 66 sanciados a solo 7 en 21 meses. Así que, una de dos, o lo menores ya no van al botellón o el control se ha hecho mucho más laxo.

Recuperar el terreno perdido en la lucha contra el botellón