La aburridísima corrección política

|

CUANDO Roger Moore aún está casi de cuerpo presente, ha reaparecido otro espía –hay quienes aseguran que más que espía era un topo, porque con frecuencia los balones que iban hacia su portería ni los veía–, Iker Casillas. El portero del Oporto ha confesado que en la final de la Champions va con el Madrid, pero que Buffon se merece una Copa de Europa. ¡Qué hartazgo con lo políticamente correcto! Menos mal que siempre nos quedará Mourinho –con “nh”, que significa persona asalvallada– quien ha proclamado que los poetas del fútbol no ganan muchos títulos.  FOTO: un beso entre buffon y casillas | aec

La aburridísima corrección política