El Sánchez más cómico

|

TWITTER no es palabra de Dios, para eso ya está la Biblia, pero refleja la realidad. Y por lo que se lee en ducias e ducias de chíos el último bolo de Pedro “La sonrisa” Sánchez debió de ser una masterclass de humor surrealista. Al margen de su tontería de reformar el artículo 2 de la Constitución para cargarse la unidad de España, que no tiene ninguna gracia, su propuesta de reducir la jornada laboral a 30 horas ha suscitado todo tipo de burlas, que se resumen en dos: “No le deis aún el voto, resistid y esperad otra oferta; seguro que baja a las 15 horas” y “Otra propuesta de Pedro Sánchez, jornada laboral de 30 horas. A este lo hacía yo autónomo”. ¡Pobre PSOE como recunque!

El Sánchez más cómico