La candidata más insospechada a cualquier premio

|

RAFAEL Guerra, “Guerrita”, era un falsario. Toda la vida dando crédito a una de sus geniales sentencias, “Lo que no puede ser, no puede ser, y además es imposible”, y resulta que de eso nada. Que se lo digan a Ángela Rodríguez, alias Pam, que es candidata a diputada revelación. Pam es el mejor ejemplo de las relaciones fraternales que imperan en Podemos Galicia, puesto que al referirse a Carmen Santos, la vicaria de Pablo Iglesias na terra, le llama “la puta coja”. Constituye también la muestra de lo caro que resulta tener a una caradura en el Congreso. Ella y otras dos habitantes de los satélites morados se fueron a Nueva York para asistir en teoría a una comisión de la ONU y tuvieron que volver de manera precipitada para votar en un pleno. El apresurado viaje supuso un desembolso para la Cámara Baja de 40.000 euros. Hay imposibles que llegan a posibles.

La candidata más insospechada a cualquier premio