LA PROTESTA PESQUERA

|

La unidad que demuestra la flota pesquera al secundar casi en su totalidad el paro en protesta contra la “persecución” que sufre, es la prueba evidente de que no se trata de un capricho de unos pocos, sino de la única manera que los armadores consideran útil para dejar claro su malestar. Si esa es la situación real, está claro que no funciona y que, por lo tanto, se debe modificar, pues solo con un cambio se podrá salvar a un sector básico tanto para la economía coruñesa como gallega. Demorarse en las gestiones destinadas a promover la reforma no beneficia a nadie, así que habrá que iniciarlas cuanto antes.

LA PROTESTA PESQUERA