Paseos, no pero terrazas, sí

|

mientras unos protestan por no haber pasado de ronda en este concurso en el que parece que se ha convertido la desescalada y otros se quejan amargamente porque justo eso que ellos querían hacer es lo que no está permitido, la mayoría se pregunta cómo es que para pasear solo se puede salir una vez, durante una hora, en un radio de un kilómetro y en momentos determinados, pero es perfectamente válido pasarse el día entero de terraza en terraza, por muy alejadas del domicilio que estén. Será porque llevamos muy dentro la cultura de los bares o porque la gente se ha puesto muy pesada con lo de ir de cañas o porque toda ayuda es buena para la maltrecha economía nacional. El Gobierno se explica diciendo que lo que quiere evitar es la acumulación de gente, especialmente mayores y niños, en los mismos puntos y a las mismas horas. Y cree que así lo va a conseguir. Igual lo podía haber pensado un poco más.

Paseos, no pero terrazas, sí