Uno de cada cinco no lo superó

|

el 21 por ciento de los ingresados con coronavirus en los hospitales españoles falleció. La estadística es terrible: uno de cada cinco pacientes que ocupó una de las camas del centro sanitario no volvió a salir de allí por su propio pie. Por más que el personal hiciese todo lo posible por sacarlos adelante –y no hay duda alguno de que se esforzaron más allá de imaginable– no lograron superar la enfermedad. Y si hablamos de los mayores de ochenta años la estadística de mortalidad se eleva al 42 por ciento. Devastador. Tanto que el estudio de la Sociedad Española de Medicina Interna del que se extraen estos datos preliminares coloca la mortandad provocada por la enfermedad en España a niveles de algunas series registradas en China y Estados Unidos y por encima de Italia. Nos cuesta ponerle nombre y cara a los números, pero estas cifras deben hacernos reaccionar sobre la gravedad del tema.

Uno de cada cinco no lo superó