Un preludio llamado Iceta

|

Lo ocurrido en el Parlamento catalán con el veto a Iceta como presidente del Senado es todo un preludio de la legislatura que se avecina. Hay que ir por partes. Es verdad, que los independentistas han dado una bofetada a Sánchez que con 123 escaños tiene que aprender a andar con cautela. Y aquí no la ha habido. Moncloa ni puede ni debe designar a ningún candidato a la Presidencia del Senado. Esto corresponde a la Cámara. Y no ha tenido cautela porque el presidente del Senado será socialista. ¿Por qué se han adelantado a los acontecimientos? ¿Por qué no se ha respetado la cortesía parlamentaria? En Moncloa tenían la convicción que todo iba a ir sobre ruedas, pero no ha sido así. ERC ha querido visualizar que ellos son más que necesarios. Rufián ya ha dicho que esto acaba aquí y que las negociaciones tienen vida propia.

El propio Iceta puso sus reparos al presidente, pero este convencido de que ERC no iba a dar el paso que ha dado, siguió para adelante. No solo senador, sino presidente de Senado... No obstante, el rechazo a Iceta, que para el catalán ha tenido que suponer un disgusto, no le viene mal al presidente para su campaña. Marcar distancias con los independentistas es más que deseado por los barones que en diez días deben someterse a las urnas. En política ocurre que los contratiempos pueden ser utilizados con habilidad y convertirlos en puntos positivos.

Si algo no está en riesgo es la investidura. Tanto Bildu como ERC no pondrán especiales dificultades y Sanchez será presidente.   Será a partir de este momento en el que el debe tener siempre muy presente que solo tiene 123 escaños. Un resultado que le convierte en un presidente dependiente, no ya de un grupo, sino de muchos. Cincuenta y tres escaños más que son los que necesita para sacar adelante las propuestas son muchos escaños, de ahí que se vea obligado, a pactar  y a andar con la cautela que no ha tenido al designar a Iceta. 

Habrá que estar muy atentos. Vamos a tener jornadas de gloria. No habrá día sin sorpresa y a Sánchez le van a recordar de manera permanente que es humano. Han castigado a Iceta como preludio.

Un preludio llamado Iceta