Medalla al Trabajo

|

Francamente, no tengo nada contra Rafael Nadal. Es más: que es  un tenista cojonudo lo tiene más que demostrado, me parece un tío guay, cumple sus obligaciones con Montoro y, aunque sea de Manacor, siempre presume de ser español.
Tampoco me parece mal que le den la medalla de oro al Trabajo (sobre todo por lo que ingresa en Hacienda), y acaban de nombrarle Doctor Honoris Causa de no sé qué Universidad.
Quizá por las cosas que hace con las pelotas. Las de tenis, claro. Además fue una ocasión cojonuda para que Rajoy chupara cámara con la entrega de la dichosa medalla. Sin embargo, echo en falta que se creara la Medalla del Mérito al Paro, y Mariano Rajoy se la entregara a aquel parado que lleva más tiempo apuntado en el INEM en busca de trabajo, sin derecho a prestación de ningún tipo, viviendo donde puede, y dando de comer a su familia, si la tiene, de puto milagro.
Es difícil, pero estamos en período electoral.

Medalla al Trabajo