La prórroga es lo que se lleva

|

seguro que Montoro no se lo imaginaba ni en el mejor de sus sueños. Ver a un Gobierno de socialistas y podemitas gobernando con sus presupuestos de hace ya muchos años tiene que ser la venganza perfecta, al menos en el terreno económico, para un adversario político. Sin embargo, parece que esto de prorrogar las cuentas ad aeternam se va a convertir en una especie de moda con miles de seguidores. En Galicia ya tenemos dos casos muy diferentes. Por un lado, la Xunta, que ante la falta de unas cuentas del Estado, decide echar mano de las que ya están hechas y tirar para adelante. Del otro, el Ayuntamiento de A Coruña, que hace lo propio alegando que, “ante la previsión de la caída de ingresos en la hacienda local, la incertidumbre económica y un descenso en la participación en los ingresos del Estado”, es lo mejor que se puede hacer. Lo dicho, que se ha abierto la veda y que vendrán muchos más.

La prórroga es lo que se lleva