Otro récord mareante

|

EL barón Pierre de Coubertin era un seguidor de la singular doctrina del cristianismo muscular, consistente en la búsqueda de la perfección espiritual por medio del deporte y la higiene. Ese fervor le llevó a fundar el movimiento olímpico moderno. Pero Coubertin era también poco mentireiro, pues defendía que “lo importante es participar” era el principio fundamental de su religión, cuando la base verdadera era el afán de superación. La Marea, nasía pa’ganá, sería, por lo tanto, un competidor ejemplar, ya que con las facturas irregulares ha ido batiendo récords de una manera impresionante. Que quede claro que no se trata de una acción ilegal, sino de abonar deudas procedentes de contratos que no están en vigor, que debe autorizar el alcalde, ya que la intervención municipal pone reparos. En 2015, cuando se produjo el cambio de gobierno, se pagaron 5 millones; en el ejercicio siguiente, 14,5; el año pasado se alcanzaron los 20,8 millones. En este aún no se sabe cuánto será; casi mejor vivir en la ignorancia. . 

Otro récord mareante