El divorcio está cerca

|

GARZÓN, no Baltasar, sino el tal Alberto, artífice junto a Pablo, antes Pablo Manuel, “Viva la Gente” Iglesias de que Unidos Podemos
degenerase en Ni Unidos Podemos, que del sorpaso pasó al tortaso, está al borde de la ruptura; no de la matrimonial, que todavía no hace ni cuatro meses que se casó con la médico Anna Ruiz, boda que algunos compararon con la de la hija de Aznar y Alejandro Agag. La relación que se encuentra en crisis es la que estableció con Iglesias a través de aquel espumoso pacto de los botellines. El acuerdo no contempla una cláusula de rescisión, por lo que el día que le dé la gana podrá firmar el divorcio. La relación ya llevaba unos meses torcida, pero en las últimas semanas se han transformado en poco menos que insoportable. El giro independentista del hombre morado, sus nefastos resultados en las encuestas y su malísima valoración entre los ciudadanos han hecho pensar al comunista que es mejor estar solo que mal acompañado. Y así es; solo falta que dé el paso hacia la libertad.

El divorcio está cerca