:::::::DOMINGO:::::::::

|

 EL nuevo y bullicioso alcalde de Santiago va a rehabilitar el Palacete do Espiño para destinarlo a equipamientos municipales. El retoque cuesta 1,2 millones de euros. Al mismo tiempo lamenta el excesivo número de edificios y locales dedicados en su mayoría a la actividad del concello, algunos situados en los límites de la ciudad y otros vacíos. Pretende reorganizar ese entramado inmobiliario y estudiar si compensa pagar alquileres. Una cosa o la otra…

 NADIE ha explicado el extraño caso del baile de sedes de la fundación de Abanca que la Xunta situó en A Coruña y, después, tras los bramidos del alcalde vigués, pasó a Vigo. Fue Feijóo quien ordenó que en la asamblea constituyente dieran la vuelta al texto xunteiro. El alcalde coruñés, que debía conocer la encerrona, impidió a su vocal acudir a la cita. Pero sigue mudo… para no perturbar al regidor de Vigo.

 LAS universidades cerraron la matricula en 47 titulaciones, casi todas con altas notas de corte. En el campus de Lugo solo una (Mestre de Primaria) de las 15 disciplinas que imparte está al completo. La nota (5,1) es la más baja de Galicia.

:::::::DOMINGO:::::::::