Todos los caminos llevan a Mendes

|

JORGE Mendes, a quien Lendoiro llamaba “O afillado” –de lo que se deduce que él debía de ser “O padriño”– no es un habitual de las fiestas que organiza Cristóbal Montoro. No hay jugador al que represente que no haya defraudado a Hacienda: Cristiano Ronaldo, Pepe Falcao, Fabio Coentrao, Di María, Carvalho... Hasta José Mourinho, claro, alguien hacía falta para mantenerlos en forma. Todo un artista el tío, que se llevaba la pasta de los miembros de su cuadra a Panamá simulando una cesión de los derechos de imagen. Allí, una sociedad off shore y a chupar de la canoa. Poco afillado parece y sí mucho padriño. FOTO: mendes y cristiano | aec

Todos los caminos llevan a Mendes