“ANTES LAS NOTICIAS NECESITABAN EL PLÁCET DE LA AUTORIDAD”

|

Para rendir homenaje a RNE en su 75 cumpleaños,
nada mejor que traer a esta página
a una de las voces más conocidas y
queridas de la radio coruñesa

Con motivo de la celebración del setenta y cinco aniversario de Radio Nacional quería rendir un tributo a la radio en general, y muy en particular, a todos aquellos profesionales que durante años fueron la voz y el vehículo entre la información y los ciudadanos. Merece especial mención Pilar Cañás, a la que tanto admiramos sus compañeros, y tanto quieren y recuerdan los coruñeses….

Que tiempos aquellos tiempos > ¿Cómo era aquella radio de entonces?
Ni remotamente como ahora. Por un lado, durante mucho tiempo, las noticias necesitaban el “plácet” de la autoridad competente y por otra parte no tenía, ni remotamente la inmediatez de ahora. Cuando yo empecé se emitía doce horas al día (de 12 a 24) y nuestros equipos estaban instalados en los legendarios camiones alemanes aparcados ene. Monte de Santa Margarida, hasta que –con la entrada del Centro Emisor del Noroeste– se amplió la plantilla y los estudios se instalaron en la casa de las Cigarreras (Cuatro Caminos) formándose una redacción de programas, informativos y deportes con diez locutores…
Así empezó todo: primero fui locutora de continuidad y, conforme la radio fue evolucionando, me encargaron trabajos más comprometidos…
—Y ahí nace una estrella de la radio…
Nunca llegué a eso. Ni siquiera mis vecinos sabían que era locutora de R.N. La identidad de la emisora, en aquellos tiempos, eran Enrique Mariñas, Marina de la Peña, Emilio Díaz, Valadrón, etc. Mi voz, además, de forma anónima sonó durante mucho tiempo en “off”, tanto en las actuaciones del Ballet Gallego, como en cursos de preparación al parto, patrocinados por la Seguridad Social, hasta unos cursos de Educación Sexual organizados para algunos colegios de A Coruña. Nadie me identificaba con esos trabajos.
 
Que programas aquellos > Hay programas que, por muchos motivos, forman parte de mi vida como locutora y como persona: los comienzos de “pre-escolar na casa”, que coincidía en el tiempo en que mis hijos eran pequeños; la serie “Poetas de Galicia”, que hoy es una auténtica joya de los archivos; “Galegos por el mundo”, que se adelantó en treinta años al de la tele. Y si me apuras el más entrañable fue el de “Gallegos de hoy” que me permitió conocer y entrevistar a Torrente Ballester, Antón Fraguas, Ramón Piñeiro, Valentín Paz Andrade, Álvaro Cunqueiro, y muchos, muchos más ilustres paisanos nuestros…
—También hubo días tristes, emocionantes, históricos…
—Efectivamente, como el 28 de julio del 84, Yo estaba con un magnetófono en el aeropuerto de Santiago, esperando el avión que traía los restos de Castelao. Como recordarás una amenaza de bomba retrasó en horas su salida y trastocó la programación. Fueron horas de improvisación, de gran emoción. Nunca olvidaré la entereza de Tereixa Castelao, muy anciana ya, abrazada al féretro con los restos de su hermano… Ni el silencio emocionante roto por alguien que empezó a cantar “venceremos nos”, que fue finalmente coreado por todos. Y puedes añadir el terrible accidente del avión caravelle, en Montrove; el incendio del petrolero “Urquiola”, del “Casón”, del “Mar Egeo”... Fechas que no se olvidan.

Doña Pilar y familia > Cuatro hijos, tres nietos... y una sobrina siguiendo la tradición.
—Con la jubilación en 1998, tras treinta y seis años en la radio más los años en que trabajé en el Instituto Eusebio da Guarda, recupero la plena dedicación de madre y ama de casa… Hace cuarenta y siete años que me casé con Víctor Ruppen, tenemos cuatro hijos y tres nietos además de una sobrina que también se inclinó por la radio. Soy una locutora jubilada a la que sigue interesando la radio, donde entré un poco por casualidad pues preparaba oposiciones.
Me angustian las noticias que hablan de tanta gente sin esperanza y sin ilusión. Lo que me hace dar gracias a Dios cada día, por la vida tan plena que me está dando. Y no me puedo olvidar de mis colaboraciones para Radio Exterior de España. En mi familia hubo y hay emigrantes, así que hacerles llegar noticias de Galicia y en gallego fue un orgullo y una satisfacción.
Pilar (Abegondo,1940), ejerció durante un tiempo, la jefatura de programación tiene a orgullo ser una de las fundadores de Radio-4, veinticuatro horas en gallego y un servidor tiene la satisfacción de haber traído hasta esta página a una gran figura de la radio a la que muchos recuerdan y añoran.

“ANTES LAS NOTICIAS NECESITABAN EL PLÁCET DE LA AUTORIDAD”