Las verdades que conducen al martirio

|

DE José Sacristán, un hombre con cara de acelga, dicen que quiso ser torero, pero acabó siendo actor –eso no lo dicen,  es la pura realidad–; va camino de los 82 años, pero mantiene la misma lucidez que a los veinte y aprovecha su edad para decir sin miedo lo que piensa. Hace una temporada se quejó de que los de Podemos le habían llamado en su momento fascista, pero debió gustarle, porque se expuso a que volviesen a llamárselo al sacudirles con fuerza: “Los tontos del culo de Podemos no tienen ni puta idea de lo que fue el franquismo”. Ahora ha soltado otro puñetazo, pero está vez el recado va personalizado: “Me he hartado de Pablo Iglesias, cada día está más equivocado”. Da la impresión de que por muy necesitado de candidatos que esté, Pablo, antes Pablo Manuel, “Viva la Gente” Iglesias no lo va a llamar para que encabece alguna lista, ni siquiera para que vaya de relleno y no sería malo contar con él. FOTO: josé sacristán, durante una representación teaTRal | aec

Las verdades que conducen al martirio