Una sartén de Podemos y un cazo de Vox

|

LA Thermomix es un invento más o menos reciente, pero sus antecesores andan por los fogones desde hace un feixe de anos; antes incluso de los tiempos de las cocinas bilbaínas. La sartén que le hablaba al cazo es artilugio tan clásico como cualquier escritor del Siglo de Oro. La tixola faladoira toma a menudo forma humana y llega a alcanzar puestos de responsabilidad. Que se lo digan al podemita Juan Carlos Monedero, que se refirió a Jorge Buxadé como: “El pavo ese de Vox con cabeza de pepino y cara de berberecho es un cretino crepuscular que representa una derecha más pasada que el cuplé y a la que le huele el aliento y el alma a ajo macerado en puro y coñac soberano”. El voxiferante Buxadé había hablado de: “Esas feministas feas que dicen a las mujeres lo que tienen que hacer”... Lo dicho, la sartén y el cazo.

Una sartén de Podemos y un cazo de Vox