Una relación insostenible

|

EL ya octogenario Beiras se sienta frente al piano y lo mismo interpreta una dulce sonata que una aterradora composición de Wagner. Acumula muchos años de experiencia y se le nota en la soltura con la que desplaza sus dedos sobre las teclas blancas y negras. En cambio, nunca destacó como vocalista. Sumó trienios y trienios como voceiro del Beneguai, pero durante ese tiempo se mostró más dado al exabrupto que al sosiego, tanto que logró que el Bloque estoupase. Como antes había conseguido con el PSG, después con su propia criatura, los Irmandiños, y en la actualidad intenta con En Marea, originariamente un espacio multicultural hispano-galaico y ahora sabe Dios qué. El exjuez y virtuoso de la gaita y la zanfoña Luís Villares se lo ha recordado en plan miñaxoia, lamentando que todas sus declaraciones sean para criticar al partido instrumental y nunca se acuerde de hablar de otros asuntos. Las relaciones entre los músicos de un mismo grupo siempre son difíciles, pero da la impresión de que entre la xente do común son ya imposibles.

Una relación insostenible