EL ALCOHOL Y LOS MENORES

|

Al fin, la Policía va a poder multar a los menores de edad a los que sorprenda consumiendo alcohol. Parece mentira, pero hasta ahora, aunque la ley ya contemplaba esa posibilidad, no se habían establecido las medidas precisas para dotar a los agentes de la capacidad sancionadora. Pero con ser importante que un representante de la autoridad pueda castigar a los adolescentes, lo es más la tolerancia tan extendida en la sociedad con la ingesta, en muchas ocasiones desmedida –el ejemplo más claro es el botellón–, de alcohol por parte de los menores. Es imprescindible cambiar esa mentalidad permisiva, cosa que solo se conseguirá a través de una reflexión general, que deberá ir acompañada de un denodado esfuerzo de los padres y de los profesores para hacer ver a los niños los peligros del alcohol.

EL ALCOHOL Y LOS MENORES