La desilusión “microsófica” de Rivera

|


BILL Gates, que gracias a sus conocimientos informáticos maneja más información que cualquiera, considera que Adolfo Suárez es el ejemplo del “líder transformador”. Menudo subidón le dio a Albert Rivera, el político antes conocido como Adolfo Suárez, al enterarse de lo que piensa el fundador de Microsoft. “¡Es a mí! ¡Es a mí!”, gritaba, mientras levitaba un palmo más arriba. Desgraciadamente, se refería al de verdad. Mala suerte para Gates, se quedó sin un abrazo.

La desilusión “microsófica” de Rivera