Una epidemia que se extiende por la ciudad

|


“APROBADO con condiciones” es una calificación que no suena nada bien. Hace pensar que quien enchufó al alumno tiene mucho poder, pero que la calidad del jamón dejó bastante que desear. La Universidad no está para regalar jamones, pero, por lo que se ve, tampoco para tirar cohetes en transparencia, pues en la última evaluación solo mereció precisamente un “aprobado con condiciones”. A ver si se va a tratar de un caso de contagio, porque el Ayuntamiento también está muy falto de transparencia en materia de contratación.

Una epidemia que se extiende por la ciudad