A UN AÑO DE LAS MUNICIPALES

|

Quizá tengan razón quienes aseguran que los resultados de las elecciones europeas no son extrapolables al ámbito municipal, pero esa afirmación parece más acertada en lo referente al sector rural que al urbano. Es por eso que lo ocurrido el 25-M ha abierto un nuevo mapa político en A Coruña, que muy poco tiene que ver con el que diseñaron las municipales celebradas en 2011. Es decir, que a un año de la cita para renovar los gobiernos municipales los coruñeses han hecho que sea poco menos que imprevisible la composición de la futura corporación local. Esa nueva situación no es ni buena ni mala, es simplemente distinta a la tradicional, pero no tiene que dar miedo a nadie, si acaso únicamente a los políticos que se habían acostumbrado a una forma de vida sobre la que los electores les han advertido que les parece muy poco adecuada.

A UN AÑO DE LAS MUNICIPALES