Cuando la realidad se empeña en llevarnos la contraria

|

EN el periodismo más canalla existe una máxima que viene a decir que “nunca dejes que la realidad te arruine un buen titular”. Desde luego, en el mundo de la prensa existen algunos ejemplos que demuestran que hay quien practica este dudoso estilo de información. Pero el problema es que la práctica parece que tiene una cierta tendencia a extenderse a otros sectores, entre ellos el de la política. Solo así se entienden declaraciones como las de Cristóbal Montoro, Luis de Guindos o Fátima Báñez, asegurando que el Gobierno no ha incumplido su promesa de no subir los impuestos, horas después de que en rueda de prensa se anunciaran incrementos en las tasas del tabaco, el alcohol o las cotizaciones de las grandes empresas.  

 

Cuando la realidad se empeña en llevarnos la contraria