Un vago en el reino de la productividad

|

La jueza Pilar “Perdóname que insista” de Lara no para de trabajar; al menos, de abrir sumarios. En cambio, uno de los funcionarios de su juzgado parece Fernando Alonso. Se toma el chollo con la misma calma que el asturiano las carreras de Fórmula 1. De hecho, han localizado sobre su mesa decenas de escritos sin tramitar desde 2015. Pertenecen a una investigación sobre tráfico de drogas en la que hay setenta personas imputadas y que se sustancia en veinte tomos de documentación. Coge los papeles Nacho Carretero y se monta una segunda parte de “Fariña” que no hay magistrado que la secuestre. FOTO: pilar de lara | aec

Un vago en el reino de la productividad