Alemania vuelve a las aulas

|

Desde que comenzó la pandemia, los países que avanzan en sus medidas de regreso a la relativa normalidad sirven de espejo a los que tienen un poco más de tiempo para prepararse. En el caso de la vuelta al cole que tanto preocupa –con razón– en España, los alemanes van un mes por delante y podemos beneficiarnos de su experiencia. Su estrategia para evitar brotes en los colegios se basa en cuatro puntos: que los alumnos lleven mascarilla en el aula, que caminen siempre por la derecha –para mantener la distancia de metro y medio en pasillos y patios– que se desinfecten las manos entre clase y clase y que en ese tiempo de descanso se ventile el centro. Parece bastante razonable; nada que, a priori, no se pueda cumplir con un poco de voluntad. Para concienciar a los niños, durante los tres primeros días no habrá clase, solo se explicarán las normas y su porqué. Otra cosa de la que podemos aprender.

Alemania vuelve a las aulas