Y así es como se extiende la pandemia

|

a cualquiera que esté en esta realidad se le escapa qué lleva a un profesor universitario a impartir clases sin mascarilla. Uno, en su intimidad, puede ser un negacionista, puede no gustarle cubrirse la cara porque tiene la piel sensible o puede creer que su belleza debe ser contemplada en todo su esplendor, pero, aunque solo sea por evitarse una sanción -ya no le pedimos que piense en los que tiene alrededor-, una vez que sale de casa, y especialmente si su trabajo es en un aula cerrada y con una veintena de alumnos, no hay excusa. Y ha pasado lo que, lamentablemente, tenía que pasar, que el hombre ha dado positivo en coronavirus y ha obligado a que toda la clase sea puesta en cuarentena. Luego nos preguntamos cómo se sigue extendiendo la pandemia. Así. Ni más ni menos.

Y así es como se extiende la pandemia