PARA TODOS O PARA NINGUNO

|

Pocas veces que he oído en la televisión reconocer  a un contertulio que tenemos la generación de políticos más mediocres de la historia. Se refería a los europeos y supongo que incluía a los españoles. El debate surgía después del horrible atentado de París. Ahora que Francia se declara en guerra contra Daesh, se da cuenta, y no antes, de que hay una guerra pero no desde el viernes 13 sino mucho antes, desde la destrucción de Irak, Afganistán, etc. 
Nos decían que la guerra es la política por otros medios, lo que pasa es que aquí nunca la hubo, ni siquiera interés por otro que no fuéramos nosotros mismos. La guerra se declara cuando no hay ideas para solucionar las cosas por otros medios, cuando no hay capacidad para entender la diversidad, eso con lo que a los occidentales se nos llena la boca, o cuando hay otros intereses. 
Unos días antes del horrible asesinato de París, hubo otro con cuarenta muertos en Líbano, y el avión ruso, sin contar con los que sufren muerte y persecución en sus países. Se supone que todos tenían madres y padres y el amor esperándoles.

PARA TODOS O PARA NINGUNO