Maxim no quiere salir de la rueda

|

Maxim Huerta fue el primero de los ministros de Pedro “La sonrisa” Sánchez en disfrutar de su minuto de gloria. Responsable de Cultura y Deportes, no le gustaban los deportes, no le gustaban los toros, que eran dos de sus competencias, y no le gustaba pagar a Hacienda. Por ahí vinieron sus problemas y su marcha, que le permitió desembarazarse de la corbata y lucir polos de manga corta y muy estrecha a la altura del bíceps, que eso si que le gusta. Después todos los ministros fueron disfrutando de ese minuto de gloria. En cambio, Huerta desapareció entre la nebulosa, que se ha disipado en forma de entrevista en un xornal, “El Mundo”, en la que se revela como un aspirante a ocupar el puesto de Pedro Duque, el ministro astronauta o el astronauta ministro, que aún no está muy claro lo que es, pues demuestra un gran dominio de la física: “Los cuerpos reaccionan bien ante las adversidades”. Ah no, que se refiere a los cuerpos humanos... pues entonces para sustituir a la ministra de Sanidad. El caso es no salir de la rueda.

Maxim no quiere salir de la rueda