El electoral arreglo de las (des)cubiertas del estadio

|

por fin se sabe el motivo real por el que los responsables del Ayuntamiento de A Coruña están dispuestos a hacerle la puñeta a todos los vecinos del área vetando la entrada de autobuses de la comarca en la ciudad. Todo se limita a una cuestión de egos. Y es que en el concello, que ya se sabe que existen grandes seguidores de aquello del “super yo”, solo cederán a las pretensiones de la Xunta si se especifica por escrito que la Marea tendrá la capacidad de realizar los ajustes que le dé la gana. Es decir, que en mi finquiña mando yo y pobre del que me toque un marco. Y para lograr su objetivo, sacuden el fantasma de los atascos en el centro obviando dos grandes verdades: la primera es que un equipo de profesionales lleva dos años analizando simulaciones de tráfico que demuestran que la entrada de los buses apenas afectará a la circulación y, la segunda, que a diario, hasta las nueve de la mañana, la calle de Entrejardines ya funciona como parada sin que hasta el momento se haya producido nunca un colapso de dimensiones épicas (en esa zona, en otras como Alfonso Molina sí, por eso se le quieren reducir carriles y poner semáforos). FOTO: Buses interurbanos en entrejardines | aec

El electoral arreglo de las (des)cubiertas del estadio