¿AYUDAS A LA INFANCIA?

|

No me consta que la acusación que paso a referir sea exactamente como ha sido formulada, pero, por si las moscas, nos curamos en salud y la reproducimos. En tiempo y forma nuestro periódico publicó que el BNG lamentaba que Negreira rechace ayudas a la infancia. Si esto es exactamente así, el tema es muy grave. Si ello es falso, Negreira debe saltar como un jabato para obligar a los responsables a desdecirse de sus palabras. Allá veremos. De momento, el Bloque viene a decir que el gobierno municipal no solicito ayudas de la Xunta para la infancia, cuando ayuntamientos más pequeños obtuvieron una inyección económica.
Los bloqueiros van más lejos y critican a Negreira y su mariachi que presuman del balance del programa “Concilia os teus tempos” y rechacen la subvención especifica de “atención á primeira infancia en centros e instalación que posibiliten a conciliación de vida laboral e familiar”.
Desde luego, el Gobierno municipal de La Coruña ha de aclarar con hechos y demostraciones que todo lo antedicho no es cierto. Dicen los bloqueiros que María Pita  destinó más de 163.000 euros en su programa, aumentados con otros más de 80.000 euros por un convenio con la Diputación, pero impidió que la Xunta aportara dinero para tal fin al no solicitar ninguna ayuda. Por supuesto, el Gobierno municipal está en su derecho de aportar pruebas en sentido contrario. Y, de hecho, confiemos en que lo haga.
En caso contrario el tantas veces puesto en tela de juicio mariachi municipal haría bueno el principio de “el que calla, otorga”. Tengan ustedes en cuenta que, por ejemplo, Arteixo, Sada o Betanzos sí se beneficiaron de la ayuda y nadie entiende cómo La Coruña, con muchos más habitantes, no aparece en la lista.
Habrá que acudir de nuevo a los “entremeses” de Cervantes: “Un alcalde que conozco/se lava en una cazuela/y, después, echa garbanzos:/¡Jesús qué salsa tan negra!
Pues eso.

¿AYUDAS A LA INFANCIA?