La pesca en la mesa del Brexit

|

Recién alcanzado el pacto para el Brexit entre Londres y Bruselas todavía hay muchos que se preguntan los motivos que llevaron a Johnson a hacer peligrar el acuerdo por la pesca. Este es un sector absolutamente secundario en la economía del Reino Unido (representa poco más del 0,12%) de su producto interior bruto, frente a otros como el financiero o el de servicios. La cuestión es que, de entrada, Londres decía que quería recuperar el 80% de las capturas y la UE le ofrecía apenas el 12%. Al final, la flota de la UE tendrá que recortar sus capturas durante un período de 5 años y, desde ese momento, los ingleses y los europeos se sentarán a negociar cuáles serán las cotas que se podrán capturar en aguas territoriales del Reino Unido. Algo similar a lo que sucede ya con Noruega pero que en el caso británico resultará mucho más complicado debido a la variedad de especies que allí se pescan.

La pesca en la mesa del Brexit