¡YA TENEMOS PREMIOS!

|

La música gallega ya tiene sus premios. Y no es sin tiempo. Cuando el pasado mes de enero saltaba la noticia de que la asociación Músicos ao Vivo pondría en marcha unos Premios de la Música Gallega el anuncio lo recibí con cierta incredulidad, ya que los “cantos de sirena” sobre la creación de estos galardones habían sonado con “sordina” en varias ocasiones en los “locales de ensayo”, aunque siempre quedaron atrapados entre las “partituras” de las intenciones sin salir al escenario de la realidad.
Uno lleva alrededor de quince años dando la “tabarra” –asumiendo el carácter “visionario” de este proyecto– en artículos variados sobre la necesidad de que la música gallega pudiera contar con este escaparate. La necesidad de estos premios, más aún en tiempos difíciles, es mayor. Ahora el portavoz de los premios Galegos da Música Martín Códax, Xacobe Martínez Antelo, los presenta como un “hecho histórico para la cultura gallega”. Y lo es. Tampoco se equivocó el director de Agadic, Jacobo Sutil, al afirmar que esta iniciativa es “un paso firme y necesario” para la proyección artística profesional”. Era evidente y también su necesidad.
Ahora que se dio el primer paso, que no sean premios de una sola edición. Ya que Agaphono, la asociación de productores fonográficos y la de empresas musicales,  no logró dar ese paso para poner en valor toda su actividad,  abarcando todos los sectores profesionales de la industria fonográfica, aplaudir a Músicos ao Vivo por lograr instituir estos premios que permitirán ver y escuchar la creatividad compositiva e interpretativa de la escena musical gallega que es mucha. El certamen contará con trece categorías –para abarcar la música desde su forma más universal, desde grupos de verbena a música de cámara del conservatorio– será libre y de forma gratuita.

¡YA TENEMOS PREMIOS!