PELAS PARA TODOS

|

Una “pastuqui” importante. Y para todos. Lo dijo el jefe de la Gürtel, Francisco Correa, en 2007 refiriéndose a Valencia. Este comentario, grabado por la Policía que le seguía la pista, es el resumen de una etapa marcada por la corrupción que, a día de hoy, ha desembocado en un aluvión de imputaciones en el Partido Popular de la Comunidad Valenciana y que, para los investigadores, conecta con las “mordidas” de otros muchos casos que, con nombres diferentes, han llevado al partido a ser acusado, formalmente, registradas sus sedes y, ante el juzgado o en la cárcel a casi un centenar de militantes (anda, ex, que diría Mariano, pero que metieron la mano cuando estaban dentro de la organización) y otros tantos investigados (antes imputados) con lo que aquella expresión de Forges bautizando a la vieja AP en “Afabanda Popular” tiene la misma traducción cambiando una letra, pero siguiendo la música que lleva ya treinta años como fondo de la historia del partido fundado por Fraga y que ostenta el récord de tener a todos sus tesoreros bajo la lupa de la justicia… Y esas “pelas para todos” que vislumbraba ya el señor Correa y contaba en un coche (siete mil, ocho mil, nueve mil, diez mil, once mil, doce mil ¿recuerdan?) el señor Rus, suponen un 4% del PIB y la suma de los recortes en educación, sanidad y dependencia, según algunos economistas… 
Por cierto ¿qué hora es? Pues consulte la radio, la tele o la prensa en internet. Seguro que ya hay algo que se une a la antepenúltima –el juez investiga si el PP de Madrid cobró un millón de la trama Púnica– o la penúltima –imputado el grupo del PP de los Alcázares–, pues, recuerden, que había pasta para todos… ellos.
¿Y nosotros? Ya le conté a doña Fátima, al recibir su carta, que a los jubilados el aumento de la pensión se lo llevan las medicinas –sobre todo algo contra los nervios que verlos y oírlos nos pone a cien– y que a los desempleados de larga duración solo les quedan los comedores de Cáritas, pues la pasta se la han comido ¡y bebido! ellos.
Decir que con el retorno de España al crecimiento económico estamos superando la crisis, es mentira y un insulto. Como estamos en Cuaresma me voy al monte a meditar y como soy pobre solo serán cuatro días y cuatro noches. Luego vuelvo… y espero que ustedes estén ahí.

PELAS PARA TODOS