La debacle de Podemos no tiene que ver con Pablo

|

La desaparición de Podemos del parlamento gallego y su pérdida de cinco diputados en la Cámara vasca no tiene nada que ver con Pablo Iglesias. Es el análisis que hace la dirección de la formación morada, que culpa de los pésimos resultados electorales del 12-J a “las peleas internas de la etapa anterior”. Es decir, la ruptura de En Marea en el caso gallego y la dimisión de los dirigentes del partido en el País Vasco después de que desde Madrid se lanzase la candidatura de quien acabaría concurriendo a las autonómicas. Que en ambos casos la debacle haya llegado de la mano de un afín a Iglesias debe de ser una desafortunada coincidencia. Igual que el que no hayan cuajado las estrategias decididas desde la capital. Lo que cuesta la autocrítica... 

La debacle de Podemos no tiene que ver con Pablo