Una alcaldesa con mañas de infanta

|

Mariví Pinilla es una mujer con grandes ideas, tanto como el centro deportivo que imaginaba para el pueblo donde era alcaldesa, La Muela, en Zaragoza. Soñaba con que tuviese capacidad para 25.000 personas, pese a que la población cuenta solo con 5.000 habitantes. Esa fue una de sus muchas excentricidades, casi todas ellas tan irregulares que le reportaron una condena a 17 años de cárcel y una multa de 9,9 millones de euros como “matriarca” de una trama de corrupción. Ahora se repite el juicio contra ella y ha declarado que no sabe nada de nada, que todo lo llevaba su marido. Qué pena que él no se llame Iñaki Urdangarin.

Una alcaldesa con mañas de infanta