Una moda que no es nada saludable

|

Fueron muchos los fumadores que abrazaron los cigarrillos electrónicos. En ellos vieron una manera más saludable de continuar con su adicción a la nicotina. Sin embargo, ese espejismo se está diluyendo, ya que las autoridades sanitarias norteamericanas están alertando del riesgo de este tipo de dispositivos. De hecho, relacionan la costumbre del vapeo con cuatro muertes y piden a los responsables políticos que tomen medidas y prohiban su venta. En España, como siempre, la cosa va más lenta, pero cada vez son más los médicos que señalan que eso de que sean más sanos es una falsedad.

Una moda que no es nada saludable