MATRÍCULAS FLEXIBLES

|

La Universidad ha creado un catálogo de circunstancias en las cuales un estudiante podrá recortar el número de créditos en los que se matricule. Se trata de once condiciones excepcionales, como estar trabajando, tener un hijo menor de tres años o sufrir una discapacidad física o psíquica del 33% o superior. Sin embargo, pese a las restricciones, se trata de una buena iniciativa que, a buen seguro, favorecerá que muchas personas no tengan que dejar sus estudios por causas ajenas a su voluntad. En un momento en el que se habla de grandes subidas en las matrículas, buscar fórmulas flexibles es positivo.

MATRÍCULAS FLEXIBLES