GALLARDÓN, EL ALIDADO DE ABEL

|

Gallardón se ha convertido en un auténtico quebradero de cabeza para Rajoy y el PP. El titular de Justicia ha entrado en el Ministerio como elefante en cacharrería y ha creado tres polémicas de difícil solución para el Ejecutivo. La primera fue el cobro de tasas judiciales, que provocó la atípica estampa de ver jueces manifestándose en las calles con sus togas. La segunda fue la reforma del aborto, que todavía está abierta. Y la tercera es la desaparición de los partidos judiciales que, al menos en Galicia, ha puesto a la mitad de los municipios en pie de guerra. Hasta desde el PPdeG le llueven las críticas. Eso sí, el oponerse a esta iniciativa nada tiene que ver con la salida de tono de Abel Caballero reclamando el traslado a Vigo de la sede del TSXG. Y es que Caballero debe creer que a río revuelto...

GALLARDÓN, EL ALIDADO DE ABEL