UN CAMBIO DE ESCENARIO

|

El conflicto de Nostián ha dado un cambio radical al anunciar la mediadora que desiste de su cometido de tratar de poner de acuerdo a las partes y abre la puerta al arbitraje. La primera consecuencia de esa renuncia es la obligación para el comité de desconvocar la huelga, pues cuando se acude al arbitraje no se pueden aplicar medidas de presión. El nuevo escenario que se plantea es, por tanto, completamente diferente, de nada servirá la modificación si los trabajadores y la empresa no demuestran una mayor voluntad de alcanzar un acuerdo, que es desde hace tiempo el deseo unánime de los coruñeses.

UN CAMBIO DE ESCENARIO