Una suerte de Expedición Balmis 2.0

|

en 1803 la Expedición Balmis llevó la vacuna de la viruela por todo el mundo inoculada en unos cuantos niños escogidos para formar esa especie de caravana infantil sanitaria que erradicaría la enfermedad. Muchos años después, el plan es que 400 niños de entre uno y tres años y con patologías respiratorias formen parte de un ensayo clínico en el que recibirán la vacuna de la gripe y, con suerte, desarrollarán una defensa contra el coronavirus. La idea se basa en la teoría de la interferencia viral, que es la que hace, por ejemplo, que un menor con varicela no coja el sarampión. De tener resultados positivos, supondría una vía para evitar que el Covid-19 cause estragos, al menos en la población infantil.

Una suerte de Expedición Balmis 2.0