Manos a la obra con las TIC

|

Ahora sí, ahora ya está más cerca uno de los proyectos de ciudad que se merece A Coruña. Para la historia quedará la imagen de los militares saliendo de la Fábrica de Armas, dejando paso a una nueva vida para esos terrenos, para esas naves que se convertirán en potentes contenedores de talento y creadores de empleo y bienestar, puestos de trabajo altamente cualificados gracias al sector tecnológico que además servirá para articular Galicia a través de la inteligencia artificial y todas sus derivadas.

Las tecnologías han conseguido un gran consenso entre administraciones y políticos. Los avances ya no son lentos, son el futuro que ha llegado y así debemos entenderlo. Debemos velar por la permeabilidad de este gran proyecto de ciudad que será un éxito para todos. La clave está en confiar y comprender las nuevos modelos de industria.

Uno de los primeros pasos, una vez con la llave en la mano, será rehabilitar los edificios y para hacerlo, el rector ya tiene sobre la mesa la propuesta del grupo gCONS que coordina el catedrático de Caminos Fernando Martínez Abella. Una propuesta que consiste en usar la Cidade das TIC como un laboratorio vivo del patrimonio en el que desarrollar el conocimiento y los potenciales de diferentes grupos de trabajo y centros de la UDC. Proponen grupos de ingeniería de caminos, ingeniería industrial, de arquitectura, de historia y de ingeniería informática, contando también con la participación del Citeec, el Citic, el CICA y los SXAI, todos ellos dispuestos a aportar sus conocimientos en hormigón, urbanismo, historia, patrimonio industrial, etc.  Una buena manera, sin duda, de aplicar la transferencia y las sinergias que tanto protagonismo tendrán en la Ciudad de las TIC.

Otra propuesta a la que me sumo desde estas líneas es la de incluir en este proyecto al sector de las TIC C, los contenidos. Espacio para un gran centro de producción audiovisual, para estudios, para un laboratorio de I+D+i de nuevas fórmulas audiovisuales.  No despreciemos las palabras del ministro de Cultura, que considera a la industria cultural del videojuego estratégica para la economía digital en España, ya que cuenta con un gran potencial de crecimiento e innovación entre las industrias de contenidos digitales. Un campo en el que aquí, justo en esta ciudad, estamos cansados de exportar talento. Por la importancia que desde el gobierno le dan habrá una línea de ayudas enfocadas con carácter exclusivo al desarrollo de videojuegos y de otros contenidos fruto de la creación digital. Un ayuda de la que la Ciudad de las TIC se podría beneficiar. Debemos estar atentos y no dejar escapar ninguna posible vía de financiación. Otra puede estar en la inclusión de Coruña y otras siete provincias españolas con centrales térmicas de carbón y minas en el listado provisional de la Comisión Europea para el reparto de los fondos de transición justa 2021-2027, los llamados fondos verdes. La Comisión Europea quiere que el dinero se destine a energías limpias, a crear empresas, I+D, descontaminación y formación. Si somos hábiles, ahí también hay dinero para arrancar la Ciudad TIC. Comienza la hermosa aventura de hacer realidad un sueño. Hagámoslo con todo nuestro empeño y buen talante. A Coruña se lo merece

Manos a la obra con las TIC