Sergio Ramos no es modelo capilar

|

Los protagonistas del mito de la caverna no solo pasan su vida encadenados sino que únicamente ven sombras. En cambio, en la mítica caverna blanca no hay ni un solo grillete y todo es luminosidad. Tanto que los tatuadores no tienen problemas para ilustrar la piel de los madridistas más entregados a la causa. Uno de esos devotos se pintarrajeó un retrato de Florentino que casi parecía un selfi. En cambio, a los peluqueros no les va tan bien. Un fan de Sergio Ramos pidió un rape con la cara del defensa y ¡vaya por Dios! O el peluquero era del Barça o imitó la temporada del capitán merengue porque el resultado fue desastroso.

Sergio Ramos no es modelo capilar