Bescansa se acerca un poco más a la expulsión

|

CAROLINA Bescansa, la burguesa compostelana a la que le dio por pintar de aburrido morado una vida que iba a estar llena de colores vivos, nos ha salido belicosa. No se arredra ni después de la purga a la que recientemente la sometió Pablo, antes Pablo Manuel, “Viva la Gente” Iglesias, por criticar la estrategia de los círculos concéntricos con respecto a Cataluña. Su estancia en el gulag le ha servido para recuperar el multicromatismo de su infancia santiaguesa y ha presentado su propia propuesta de reforma de la Constitución al margen de la que prepara cúpula de Podemos. Vamos, que avanza hacia su expulsión del partido a la velocidad de un participante en la final olímpica de 100 metros. Cuando Íñigo “El niño de San Ildefonso” Erejón apruebe las oposiciones para el ingreso en el PSOE que lleva preparando desde hace tanto tiempo hasta podrá contar con ella. Los dos saldrán ganando. FOTO: carolina bescansa, abrigada para combatir el frío del gulag | aec

Bescansa se acerca un poco más a la expulsión