El peligro de practicar sexo en un parking público

|

está claro que hay muchos sitios en los que dar rienda suelta a la pasión sin que uno tenga que terminar en la comisaría. Sin embargo, uno de ellos no parece que sea un aparcamiento subterráneo público y, mucho menos, si las prácticas sexuales se producen a las once de la mañana. Eso es lo que sucedió en un céntrico parking coruñés y la joven que se encontraba practicando sexo con su acompañante en tan atípico espacio terminó en detenida en comisaría. Curiosamente no fue trasladada allí por escándalo público. Su delito fue que optó por agredir a la agente que se disponía a detenerla, tal vez indignada por haberla interrumpido en un momento tan íntimo. Y es que hay gente para todo.

El peligro de practicar sexo en un parking público