Un condenado y muchos responsables

|


GAIZKA Garitano ya es historia; su marcha era posiblemente la única salida dada la situación del Deportivo, de la que él no es el único culpable; tampoco se puede señalar en exclusiva a Tino por su afición a ajusticiar entrenadores. A los jugadores, por la falta de carácter de casi todos y de calidad de algunos de ellos, les corresponde una buena cuota de culpa; lo mismo que a los técnicos que trabajan en la dirección deportiva. Se trata, pues, de una responsabilidad coral, consecuencia directa de la penuria económica del club. No es lo mismo vestirse con ropa de marca que con la de los chinos.

Un condenado y muchos responsables