RUEDA DE PERPLEJIDADES

|

Por ejemplo ¿no les deja perplejos que Rueda, número dos del PP y de la Xunta, asegure que las verdades del barquero son los acuerdos del Tribunal de Contas? Mas, cuando el Tribunal de Contas lleva un retraso de cinco años y sus veredictos, cuando no coinciden con el PP, son tachados por Rueda y los suyos de “opiniones”. ¿Es real el donativo anónimo, de 231.000 euros, inmovilizado por Contas, en 2007 durante el reinado de Feijóo?

Podemos quedarnos estupefactos al enterarnos de que la Xunta contrata a dedo el 56% de las obras y los servicios y te quedas de piedra cuando te dicen que “notarios y registradores deben devolver 400 millones que cobraron de más a cientos de clientes”.

Y, ay, seguimos perplejos cuando oímos al presidente del PP y de la Xunta que él “pasaba por aquí” cuando Crespo (implicado hasta las cejas en el caso Gürtel y que ya pasó por el trullo) fue expulsado por Fraga por “hacer cosas feas”. Y es que si acaba siendo cierto que hubo dinero –de la Gürtel– para las elecciones gallegas, ¿el señor Feijóo seguirá en el partido y en la Xunta, donde está puesto por el partido hoy investigado?

Perplejo, oiga, se queda un servidor cuando Pilar Rojo (la señora que tiene la llave del Parlamento para que solo entren los suyos) dice que “muchos ciudadanos ponen la mano en el fuego por Rajoy. ¿Muchos? ¡Siete y medio de cada cien, señora!

Perplejos, cabreados, indignados están los ciudadanos, al enterarse (“El Mundo” 6.2.13) de que la directiva de TVE eliminó de su programación el estreno del documental “Huellas de chapapote”, que ya se había anunciado en la propia tele a los espectadores ¿se extrañan del “bajón” en la audiencia?

Una vez escuchadas las declaraciones del que fue “figura de primera fila, durante años y años, en el PP asegurando que si hubo y hay sobres”, ¿no les sorprende que nadie quiera investigar sobre las acusaciones de financiación ilegal del PP gallego, tal como aparecen en la supuesta contabilidad de Bárcenas?

Recordemos, don Alberto, que, durante su estancia en la cárcel, Crespo habló con su abogado sobre el escándalo que supondría conocer las cuentas del PP gallego de 1999.

¡Y hablan de regeneración democrática!

Lo dicho: perplejos, cabreados, hartos…

RUEDA DE PERPLEJIDADES